Introducción

Las plantas verdes, a través de la fotosíntesis, se encuentran en la base de la cadena alimentaria de los sistemas ganaderos. Además, la cubierta vegetal contribuye a la generación del suelo y a la fijación de carbono. Sin embargo, los cambios en el uso del territorio y las prácticas de pastoreo en los últimos años han puesto en evidencia los problemas de sostenibilidad de la actividad agrícola y ganadera. Independientemente de las causas, que pueden ser múltiples, las implicaciones ambientales son evidentes en la degradación de la calidad de los suelos, la erosión y la desertificación.